La palabra “smartphone” no solo ha pasado a ser parte de nuestro vocabulario diario, sino que estos golosos terminales forman parte de nuestro equipaje de mano diario, vayamos donde vayamos. El smartphone, teléfono inteligente o simplemente el “chisme” se ha convertido en un objeto de deseo, y no solo porque todos queremos tener uno, sino porque todos queremos tener el último modelo, el mejor, el más molón, el más nuevo.., aunque las diferencias de esta gran novedad con respecto al que ya tienes sean mínimas o no cambie más que el aspecto. En fin, que da igual que tengamos el último adelanto tecnológico entre nuestras manos: todos debemos tener un gen, que forma parte de nuestro ADN, y que nos incita a tener siempre lo último, aunque ello nos lleve a ser víctimas de un timo.

Y de eso realmente vamos a hablar hoy: de cómo nuestra irresistible tendencia a correr a por lo último es aprovechada en nuestra contra por spammers, scammers, timadores, cibercriminales y otros habitantes del lugar. El caso es que esta semana, como seguramente casi todos sabréis (porque el gen de nuestro ADN nos lleva a seguir estas noticias) Apple ha desvelado los detalles de sus nuevos modelos de iPhone, el 5S y el 5C.

Pues bien, poco han tardado los cibercriminales en comenzar a crear páginas con el gancho de haber resultado el ganador de un nuevo flamante iPhone 5S o iPhone 5C o a distribuir mensajes privados a los usuarios de Facebook. Para conseguirlo, como siempre, o tendréis que instalar una app que te saque todos los datos de tu perfil de Facebook o se distribuya a tu red de contactos o meter tu número de teléfono para enviarte un código y, ya de paso, suscribirte a un servicio de tarificación especial… De momento no hay muchos seguidores de estas páginas, porque la noticia es muy reciente, pero estoy convencida de que no tardará en apuntarse una legión de usuarios.

Las características especiales de este tipo de páginas son siempre las mismas: suelen haberse creado muy recientemente, prácticamente no tienen contenido, no se identifican en los campos de información con ninguna empresa, organización o institución en concreto y el gancho principal es el iPhone en sí. Además, suele contener información sobre los pasos a seguir para conseguirlo que, como ya hemos comentado anteriormente, incluye la obtención de datos en alguno de los pasos. También podemos encontrar webs ya preparadas para llevar a cabo esta labor:

Pero con lo que hay que andar muy atentos ahora es con los mensajes privados que pueden llegar a tu bandeja de mensajes de Facebook, ya que simulan ser de Apple y te invitan a hacer clic en un link para entrar en el sorteo del preciado objeto. Cuando haces clic, llegas a un sitio prácticamente igual al de Apple en apariencia, que solicita que introduzcas el email y password de tu cuenta de Apple Store para entrar. Si lo haces, estás perdido. Como bien sabrás si eres usuario de Apple, en el Store tienes que introducir muchos datos tuyos si quieres descargar cualquier tipo de aplicación, aunque sea gratis. Y con tu email y tu password, ya tienen vía libre para entrar a tu cuenta real…

De momento estos emails se están distribuyendo en el continente asiático y comienza a saltar a Norteamérica, así que prepárate porque en breve tendremos estos mensajes en español distribuyéndose por nuestros perfiles.

Sobra decir que no conozco a nadie que haya participado en uno de estos sorteos y que haya sido agraciado con ese oscuro objeto del deseo. Así que, de momento, si quieres tener el nuevo iPhone cuando salga, tendrás que ir o alimentando al cerdito (porque el precio es bastante elevado) o esperar a alguna de las imitaciones chinas que no duran más que un respiro.

(Fuente: Blog “Protegerse.com”)